lunes, 13 de enero de 2014

Dar el alta de un dominio sin complicaciones

Fotolia En la red existen multitud de páginas para dar de altas los dominios que necesita tu empresa, para dar de alta un dominio no tiene que ser en el mismo lugar en el que contratas el hosting,  si decides contratar tu dominio en un lugar diferente simplemente tendrías que cambiar las dns actuales por las que te envían los del hosting que has contratado, es un trámite sencillo que no demora más que un par de minutos y que se gestiona en pocas horas por parte del registrador de dominios.

Como te indicaba al comienzo del artículo son muchas las empresas que ofrecen hosting, dominios o ambas opciones en un solo pack, pero en ocasiones te llevas sorpresas desagradables cuando al querer trasladar el dominio no tienes los datos suficientes o está registrado a nombre de la empresa que te dio el alta del dominio y te das cuenta que no eres dueño de tu propio dominio en internet y que todavía un año o años después tienes que cambiar nuevamente los nombres o te ves en la dificultad de hacerlo porque no te facilitan los datos correspondientes y no aprueban su traslado. Para que este tipo de casos no ocurran asegúrate bien de que el alta está gestionada a tu nombre y que es a tu correo de contacto a donde se dirige la información de alta correspondiente del dominio.

En ocasiones los diseñadores nos vemos ante la imposibilidad de tramitar la solicitud de diseños del cliente confirmándole el motivo o motivos por los cuales su nuevo proveedor de servicios le indica que no puede tramitar su alta, teniendo que esperar un tiempo excesivo para que todo se solucione, de otro modo sería imposible ofrecerle el diseño y la visualización de su web en el nuevo hosting con su dominio actual.

Uno de los lugares que asesoro a mis clientes para altas de dominios y consultas sobre procesos de registro de dominios es http://www.donwebmaster.com/  una página gestionada por diseñadores y programadores que se encuentran a tu disposición para resolver todo tipo de dudas que puedan surgir durante el registro.